La exposición a la crisis griega a vuelto a jugar en contra de las cifras empresariales de una entidad. Esta vez le toca el turno a Credit Agricole que redujo un 1.8% su beneficio en el segundo trimestre, hasta 881 millones de euros.

El incremento que mostró la entidad en sus ingresos - del 2% hasta los 9.140 millones de euros - no fue suficiente para cerrar el segundo trimestre en positivo. Credit Agricole redujo un 1.8% su beneficio hasta junio, cuando ganó 881 millones de euros. Según la entidad, las cifras fueron consecuencia de su exposición a la crisis griega. algo que se refleja en cargos de 202 millones de eruos parar la participación del grupo en el plan de rescate de Grecia y 379 millones para el deterioro de su filial griega Emporiki.

La firma segura que las ganancias del trimestre "fueron impulsado principalmente por la banca minorista," en particular por los bancos regionales.

En el segundo trimestre, el producto neto bancario alcanzó los 5.531 millones de euros, un incremento del 1,1 % con relación al mismo período del año anterior, mientras que entre enero y junio éste se elevó hasta los 10.835 millones de euros, es decir, un 5,3 % más y un nivel "histórico", según la entidad de crédito.

El resultado bruto de explotación alcanzó los 4.200 millones de euros en el primer semestre de 2011, lo que representa un incremento del 13,5 %.

Ambiciosos objetivos

El banco comunicó además que mantiene una reserva de más de 120 millones de euros "de cara a la actual crisis de liquidez".  Sin embargo, sí que mantiene sus objetivos financieros en el horizonte de 2014, cuando espera lograr un beneficio de entre seis y siete mil millones de euros e ingresos de 25.000 millones de euros.