El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) y de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA), José Manuel Galindo, dijo hoy que el Gobierno debe "desbloquear el crédito promotor para satisfacer la demanda de vivienda y recuperar el sistema económico". Galindo participó hoy en unas Jornadas sobre mercado hipotecario en los países iberoamericanos, donde afirmó que actualmente hay 300.000 millones de euros de créditos al promotor pendientes de pago, que es "imprescindible" movilizar.
El presidente de la APCE aseguró que hay que "desatascar ese tapón de crédito" en viviendas sin vender para que llegue al sector inmobiliario y al conjunto de la economía en general, porque constituiría una "ayuda suficiente como para dar satisfacción social a la gente que necesita vivienda".

Galindo no quiso hacer previsiones sobre las operaciones de compraventa en 2009, aunque auguró que "el stock se irá acrecentando durante este año", por lo que es necesario que se materialicen operaciones de alquiler y compraventa.

El presidente de la patronal inmobiliaria indicó que en 2008 se contabilizaron más de 500.000 viviendas nuevas sin vender en manos de promotores y que este año se llegará al millón de viviendas.

"A partir de ahí la cifra irá siendo menor, aunque depende de cómo se comporte la oferta y la demanda", dijo Galindo.

Sobre la reducción del 32,55 por ciento de la compraventa de viviendas en 2008, Galindo consideró que se ha producido un ajuste "muy brusco" del sector, que está "en línea con todos los índices de inicio y terminación de vivienda y compraventas".

El presidente de ASPRIMA afirmó que se han ajustado "muchísimo" los precios, "prácticamente el margen que había", y que la reactivación del sector inmobiliario pasa por que primero "desaparezca lo mejor" y después "vayan quedando otras cosas".