Parecía que los compradores iban a ser los que llevaran la batuta de la sesión, pero finalmente han sido los pesos pesados, especialmente Santander, los que han llevado al Ibex35 a comenzar la sesión con caídas del 0,6%, hasta los 9.956 puntos. En una jornada festiva en nuestro país en la que la atención estará puesta sobre las aerolíneas.

El primer movimiento fue en positivo...y parece que fue un movimiento en falso. A pesar de que el Ibex35 ha comenzado a sumar un 0,13% en su primer paso, no ha tardado en invertir su tendencia al ritmo marcado por los grandes pesos pesados. Así vuelven las dudas sobre los 10,000 puntos, el Ibex35 cotiza en los 9956 enteros, al contar pérdidas del 0,6% en los primeros minutos de negocíación.

Vuelve a ser Banco Santander el principal lastre de la bolsa española. Descuenta más del 0,7% en la apertura, hasta los 8,28%. Una caída sólo superada por Banesto, que pierde un 0,9% y vende sus títulos por 6,51 euros en la apertura. Sin embargo, el resto de pesos pesados no se mantiene ajeno al tono rojo de la entidad que preside Emilio Botín: Telefónica descuenta algo más de medio punto porcentual y se coloca en los 17,10 euros. Por su parte, BBVA pierde un 0,36% y ataca los 7,97 euros.

No pasan desapercibidas las caídas con las que cotiza Iberia. Algo más del 0,6% en la apertura que arratra a sus títulos hasta los 3,19 euros, con la atención puesta sobre el sector después de que el pasado viernes AENA decidiera suspender el tráfico aéreo español.

Las órdenes optimistas de la sesión se las llevan compañías como ArcelorMittal que, al ritmo del 1,51%, lleva a sus acciones a los 26,27 euros. Telecinco se anima con un 0,9% de subida mientras que Acerinox, Endesa u OHL revalorizan en más del 0,8% el precio de sus títulos.

En general, el sector de infraestructuras se mueve en positivo. FCC suma un 0,7%, Abertis negocia al alza sus acciones a un ritmo del 0,7% mientras que Ferrovial o Acciona revalorizan sus acciones a un ritmo del 0,3% y del 0,08% respectivamente.