El título alcanza niveles de resistencias significativos que, en un entorno en el que aparecen argumentos que invitan a pensar en un freno al contundente avance alcista iniciado desde los mínimos anuales, siendo una oportunidad para buscar una estrategia en corto.

Caixabank alcanza la parte alta o área de resistencia de un amplio proceso lateral de medio plazo, área comprendida en torno a los 4,361 / 4,299, cumpliendo el objetivo del último impulso en favor de las compras que se originó a partir del mínimo anual de los 3,648. Sin embargo, el precio llega a un momento crucial del precio en un momento en el que la reducción del volumen de contratación y la sobrecompra acumulada en el oscilador MACD no invitan a priorizar un escenario de continuación alcista sostenible por encima de los 4,361.

CaixaBank en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

La valoración que realizan a nivel cuantitativo del activo bajo estudio es de 6 puntos sobre un total de 10 puntos posibles, valoración que se ajusta a un movimiento de consolidación y en para la que la superación de resistencias significativas como son los 4,361 / 4,299 se preferirían notas de mayor magnitud compatibles con una fase alcista.

Desde un plano operativo, la llegada a resistencias significativas en un entorno de reducción de interés por parte de los inversores y de necesidad de normalizar lecturas de sobrecompra acumulada, invita a considerar la entrada en corto o vendedora hacia una primera reversión a sus medias móviles de largo plazo, en un movimiento que permita mantener vigente el entorno de consolidación llevado a cabo desde el pasado mes de MAY17.