Las bolsas asiáticas han cerrado la última sesión de la semana con ganancias: el índice Nikkei se anotó un 1,07% cerrando en 9.536,13 puntos.

Por su parte, el Hang Seng de Hong Kong subió un 1,06% hasta 23.158.67 puntos, mientras en Sídney el S&P/ASX registró una subida da un 0,91% hasta los 4.742,60 puntos.

En la semana posterior al terremoto, los inversores extranjeros pudieron comprar valores muy atractivos a precios “descontados”, así , según datos del Ministerio de Finanzas nipón, en la semana comprendida entre el 14 y el 18 de marzo se invirtieron 891.000 millones de yenes (correspondientes a 7.793 millones de euros) en acciones de la bolsa japonesa y las compras han continuado en la última semana.

En el plano empresarial en la bolsa japonesa han liderado las constructoras y las empresas de ingeniería y proyectos de cara a las perspectivas en torno a un aumento de la demanda y de la actividad para la reconstrucción del país después del terremoto y del tsunami: Komatsu, el segundo productor japonés de maquinaria de construcción avanzó casi un 5%, mientras Comsys Holdings se disparaba un 6,3% y Chiyoda un 5,99%. Entre las tecnológicas destacamos Sony, que ha subido un 3,29% de que Deutsche Securities elevara su recomendación sobre la compañía de "mantener" a "comprar" debido a las buenas perspectivas de ventas para sus negocios de videojuegos y chips.

En el mercado de divisas, el yen japonés ha cerrado plano -0.06% situándose en los 81.02 Y/$. El won surcoreano se ha apreciado un 0.62% alcanzando los 1114.20 K/$ y el Ringgit malayo se ha mantenido en los 3.0266 R/$.