Pintan bien las bolsas en este cierre semanal hasta tal punto que van camino de marcar máximos en los últimos meses. Wall Street firma en la preapertura rebotes en el entorno del punto porcentual. La recuperación del empleo es algo contemplado por los analistas, lo que no supone que baje con toda probabilidad por debajo del 9%. El euro se mantiene estable en su cambio con el dólar estadounidense en el 1,35.

Los futuros aventuran una apertura alcista y, además, con fuerza. Los tres indicadores principales, el S&P 500, el Dow Jones de Industriales y el tecnológico Nasdaq suman rebotes del 1-1,1% a la espera del dato público de empleo. Lo que sí se conoce ya es su anticipo, el dato ADP del sector privado que registró su mayor número desde diciembre de 2010 al crear durante el mes de noviembre 206.000 puestos de trabajo.

Las batallas dentro de las compañías tecnológicas son un común denominador de cada día. Google está desarrollando un sistema basado en la ayuda a los consumidores de compras online para coger cierta ventaja sobre su rival Amazon, según publicaba ayer The Wall Street Journal.

Esto de un lado, del otro se mantiene la batalla entre Apple y Samsung. La compañía de la manzana sigue en su intento de parar a Samsung en su comercialización de los teléfonos y tabletas Galaxy en Estados Unidos. De momento, la trifulca se mantiene en las cortes de Silicon Valley.

Europa mantiene a media sesión unas ganancias muy elevadas que rozan el 2% en todos los casos, aunque tan sólo el Ibex 35 salta por encima de la cota de los dos puntos porcentuales y trata de decidir un cierre por encima de los 8.600 puntos.