El mercado estadounidense cotiza con ligeras subidas tras la debacle vivida ayer por culpa de la incapacidad de trazar un plan para reducir el déficit. Los inversores toman con más tranquilidad este hecho tras la ratificación de la calificación crediticia del país por parte de las agencias de calificación. Así pues, el Dow Jones sube un 0,36% hasta los 11.566 puntos, el Nasdaq un 0,12% y el S&P 500 un 0,36. Además, éste último índice recuperó al cierre de ayer y por pelos el importante soporte de los 1.195 puntos.

Aunque parezca paradójico, las agencias de calificación han devuelto esta vez el oxígeno al mercado al reafirmar la nota crediticia del país con un ojo puesto en el techo de deuda. El súper comité del Congreso que debatirá el plan de reducción de déficit integran seis senadores y seis miembros de la Cámara de Representantes, surgió del acuerdo que en julio impidió que EE.UU. por primera vez en su historia, cayera en la moratoria de su deuda, y tiene plazo hasta el miércoles para identificar recortes de unos 2,2 billones de dólares en el déficit a lo largo de los próximos diez años.

Todas las acciones que integran el Dow Jones terminaron el lunes en el rojo, con el índice de blue-chip cayendo en territorio negativo. El S&P 500, tras perder el soporte de los 1.195 puntos, lo recuperó a última hora.

El gobierno de EE.UU. dará a conocer su segunda estimación de PIB del tercer trimestre hoy. Los analistas encuestados por Briefing.com esperan que la estimación no refleje cambios y permanezca en el 2,5%, tras un aumento del 1,3% en el segundo trimestre.

La tarde del martes, la Reserva Federal dará a conocer las minutas de su última reunión de política monetaria.

El precio de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años disminuyó ligeramente, empujando el rendimiento hasta el 1,97%.

En el apartado empresarial, Hewlett-Packard reportó ganancias y ventas trimestrales inferiores a las del año pasado. Las acciones de HP cayeron un 2% en la pre apertura.

En el mercado de divisas y materias primas, el dólar perdió terreno contra el euro y la libra esterlina, pero subió frente al yen japonés.

El petróleo para entrega en enero ganó 1,19 dólares a 98,11 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en diciembre subieron 16.20 dólares a 1,694.80 la onza.