Los futuros de las acciones estadounidenses aprecian una apertura bajista desués de que Alcoa- componente del Dow Jones- haya iniciado la temporada de resultados anunciando pérdidas de 497 millones de dólares en el primer trimestre. Cifras que se deben al desplome de los precios de los metales, la crisis de la industria automotriz  y que vuelven a reactivar los temores por la economía mundial  Sus acciones cedían un 3,7 por ciento, a 7,50 dólares, antes de la apertura.