Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos se situaban el martes cerca de los niveles mínimos para el mes a medida que los operadores analizan si la venta generalizada del día anterior fue cosa de una sesión o el comienzo de una nueva tendencia bajista.
Los contratos a futuro sobre el Standard & Poor's 500 subían 1,5 puntos a 920,90, los futuros sobre el Nasdaq 100 caían 0,2 de punto a 1457, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones ascendían 3 puntos.

El lunes, las acciones en Estados Unidos concluyeron con pronunciados descensos, afectadas por los débiles informes económicos publicados durante la mañana y por las ventas relacionadas con opciones.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 187 puntos, o 2,1%, a 8612, el Índice Compuesto Nasdaq cedió 42, o el 2,3%, a 1816 y el S&P 500 cayó 22 puntos, o el 2,4%, a 924.

"La percepción es ciertamente algo que ha sido difícil de descarrilar durante los últimos meses, de manera que los inversionistas estarán nerviosos tras los movimientos de ayer", dijo Clare Collingwood, operadora de CMC Markets en Londres, en una nota a clientes.

Una serie de datos se publicarán el martes, entre los que se incluyen los precios mayoristas de mayo, los inicios de construcciones de viviendas y la producción industrial.

Best Buy Inc.  y Adobe Systems Inc) publicarán sus resultados el martes. AT&T Inc. podría enfrentar presión luego que Barclays Capital rebajara su recomendación para el componente del Promedio Industrial Dow Jones a "igual ponderación". Las acciones de La-Z-Boy Inc.  podrían subir después que el fabricante de muebles informara de una sorpresiva ganancia trimestral.

Las acciones del sector de salud mantenían a los mercados europeos con pocas variaciones ante el alivio que genera la propuesta de reforma en Estados Unidos.

Las acciones asiáticas registraron fuertes descensos. El índice Nikkei 225 de Tokio cerró con una caída de 96,15 puntos, o un 1%, a 10039,67, el índice compuesto de Shanghai cayó un 0,5% a 2776,02, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong retrocedió 333,46 puntos, o un 1,8%, para terminar la jornada en 18165,50.