Los futuros de Wall Street adelantan caídas. Los inversores todavía están digiriengo los datos económicos procedentes de China y contarán con los precios de importación como referencia única de la sesión. Los futuros del Dow Jones bajan a 12.093 puntos en tanto que el S&P 500 cede hasta los 1.280 enteros. En el mercado de divisas, el euro alcanza los 1.4463 dólares.
El final de la semana no llega con buenas vibraciones para los mercados americanos. Wall Street adelanta caídas en sus futuros, con unos inversores que todavía están digiriendo las referencias económicas que llegan de China. Referencias como el superávit comercial – que se redujo en un 35.1% en los cinco primeros meses del año- compartió protagonismo con unas importaciones que mejoraron un 28.4% y exportaciones que aumentaron un 19.4% interanual en mayo, por encima de las previsiones de los analistas. Con esas referencias bajo el brazo – y con la renta variable europea cediendo posiciones- los inversores estadounidenses se exponen a los números rojos en la sesión. Los futuros del Dow Jones bajan hasta los 12.093 puntos, el S&P500 cotiza en los 1.280 puntos mientras que el tecnológico baja hasta los 2.242 enteros.

Serán referencias macroeconómicas como los precios de las importaciones lo que marcara la agenda al otro lado del Atlántico. Además el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, hablará minutos antes de la apertura del mercado sobre la situación económica en la cámara de comercio.

En el plano empresarial, los títulos de National Semiconductor cotizarán la rebaja en su beneficio del trimestre anunciado ayer. El gigante Microsoft también será protagonista después de haber perdido ayer en el Tribunal Supremo la batalla contra una pequeña compañía canadiense que le acusaba de haber violado una patente. Un caso que le costará 290 millones de dólares que podría salpicar a otras compañías del sector.

En el mercado de materias primas, el futuro del petróleo sube hasta los 101.39 dólares el barril en el mercado electrónico. En tanto que el mercado de divisas vuelve a moverse a favor del dólar. El euro se vende por 1.4463 billetes verdes.