Los futuros del crudo estadounidense caían más de 2 dólares el viernes, presionados por las preocupaciones económicas y debido a que los mercados accionarios tomaban un respiro tras su reciente escalada. El dólar subía frente al euro y las ventas minoristas en Japón cayeron con fuerza en febrero, lo que también ejercía presión sobre los futuros del crudo.