La decisión del Banco Santander de poner en venta los activos inmobiliarios de Popular ha despertado un gran interés en el mercado. Blackstone, Apollo, TPG, Goldman, GreenOak, Värde y Kennedy Wilson estarían atraídos por los 30.000 millones en activos inmobiliarios de Popular. 

Los grandes grandes fondos de inversión tienen apetito por pujar por los 30.000 millones de euros en inmuebles y créditos inmobiliarios de Banco Popular. De hecho muchos de ellos ya se han acercado a Santander para conocer los próximos movimientos del plan.

Es cierto que Santander estudia aún cómo crear uno o varios vehículos para dar salida al riesgo vinculado al ladrillo de Popular y también se plantea agrupar los activos por el tipo de uso, ya sean en oficinas, hoteles o de otra modalidad.

Diversas fuentes del sector dan ya por hecho que los grandes fondos de inversión presentes actualmente en el mercado español, como son Blackstore, Apollo, TPG, GreenOak y Goldman Sachs se lanzarán a pujar por los activos inmobiliarios de Popular en caso de que estos se pongan a la venta.  

Debemos decir, que tras la resolución de Popular el pasado 7 de junio y posterior compra por parte de Santander por una moneda de euro, los fondos consideran que la cartera de activos dañados de Popular se venderán a precios de mercado. Ante esto Santander prevé elevar el nivel de cobertura del banco al riesgo inmobiliario del 45% del 69%, un hecho que aceleraría por completo su posición en el mercado.

Técnicamente, los indicadores Premium de Estrategias de inversión señalan que Santander se encuentra en tendencia de consolidación, con una puntuación de 7 sobre 10, si bien, la volatilidad a largo y medio plazo es decreciente.

 

Santander- Indicador