Abajo mostramos la evolución del oro y la de los bonos ligados a la inflación (TIPS).

Los TIPS han perdido la directriz alcista que nacía en los mínimos de este año, lo que sugiere algo más de presión bajista.

La correlación entre TIPS y ORO es evidente. Nótese la misma sobretodo desde comienzos de 2016.

El dato sugiere que el ataque del oro a su directriz bajista desde máximos históricos, en niveles de 1300$/onza probablemente tendrá que esperar.

La zona clave de soporte para el oro se sitúa en niveles de 1175$/onza.