Bank of America, el segundo banco más grande de Estados Unidos, acumuló unos beneficios netos de 3.700 millones de dólares, o 82 centavos de dólar por acción, un 32% menos en comparación con los 5.420 millones de dólares, o 1,18 dólares por título, del periodo del año pasado. El descenso de las ganancias se ha producido por el impacto de la situación del mercado crediticio sobre su unidad de banca de inversión. Los resultados incluyeron una caída de 1.330 millones de dólares en los beneficios de los negocios de banca corporativa y de inversión. Los datos están muy por debajo de las previsiones ya que los analistas esperaban unas ganancias de 1,06 dólares por acción.