La semana bursátil en Europa arranca con descensos liderados por el mercado español. Los inversores de la renta variable española no dudan al pasar por caja y arrastran al Ibex35 un 1,30% a la baja hasta poner en duda los 10.300 puntos. ¿Entre los mayores castigos? Sacyr Vallehermoso seguido por los pesos pesados son el mayor lastre del selectivo.


Las órdenes vendedoras presiden el selectivo español. Los ánimos se presentan más que fríos para comenzar la semana en un día en el que los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) referidos a España alcanzan sus niveles más altos desde finales de junio. Y es que los CDS de España se sitúan en 253.330 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años.

Dentro del selectivo español, los mayores descensos llegan de la mano de las acciones de Sacyr Vallehermoso que se dejan un 1,20%, seguido por los títulos de Técnicas Reunidas que bajan un 0,89% así como los de Grifols no se quedan atrás y ceden un 0,98%.

Tono mixto entre los pesos pesados. De este modo, Iberdrola es uno de los valores más perjudicado al dejarse un 0,68%, seguido por las acciones de BBVA que pierde un 0,54%. Por su parte, Repsol YPF desciende un 0,20%. Telefónica es de los pocos títulos que consigue nadar a contracorriente, suma un 0,05% un día en el que repartirá un dividendo de 0,65 euros por acción a sus accionistas, lo que supone un valor de 3.000 millones de euros. Los títulos de Santander también cotizan en positivo, repuntan un 0,25%.

Entre el resto de la banca, Banesto se deja un 0,61%, Banco Sabadell pierde un 0,48%, mientras Bankinter suma un 0,42% y  Banco Popular se anota un rebote del 0,90%. 

En el mercado de divisas, el euro se cambia por 1,3968 dólares mientras el precio del barril de petróleo cotiza en el entorno de los 86 dólares.