Los acreedores de Grecia se resisten a las presiones del FMI para que acepten una quita mayor en sus bonos.

Según recoge Bloomberg que cita fuentes cercanas a las negociaciones. Los acreedores que los nuevos bonos griegos ofrezcan un cupón del 5%. El FMI insiste en que acepten un cupón menor para que el PIB de Grecia se sitúe en el 120% en 2020.