El grupo de la familia del Pino se enfrenta a una revuelta en su accionariado debido a la anunciada fusión con su filial de autopistas. Según recoge el diario británico Financial Times, inversores representativos del 13% del accionariado de Cintra se habrían unido para oponerse a la operación, la cual proporciona "todos los beneficios" a Ferrovial pero tiene unas bases "extremadamente limitadas" para Cintra. En concreto, el Universities Superannuation Scheme, el mayor fondo de pensiones de Reino Unido, junto con Magellan Asset Management y otros fondos de Australia y New Jersey han remitido una carta al consejo de Cintra en la que afirman que una posible fusión derivaría para ellos en una "exposición no deseada a operaciones en nuevos sectores y regiones geográficas". Además, reclaman compensación por "el mayor riesgo de las acciones de Ferrovial frente a las de Cintra". Ferrovial anunció el pasado año su intención de adquirir el 32% de la concesionaria que no controla. La operación podría estar en marcha: recientemente, Cintra confirmó que sus cuatro consejeros independientes estaban estudiando "una posible fusión" con la matriz.