El primer trimestre del ejercicio fiscal 2018 se ha caracterizado por un saludable crecimiento en la actividad recurrente del grupo así como por una menor incidencia de los resultados no recurrentes a todos los niveles de la cuenta de resultados. Consecuencia de esto,  tanto ventas económicas como beneficio de explotación suben, este último a ritmo de doble dígito, mientras que el beneficio neto ha mostrado una caída del 20%consecuencia de las plusvalías obtenidas en el mismo período del año anterior.

Tal y como ha reconocido en la nota de prensa enviada a la CNMV, por actividades, Pharma, Tabaco Portugal, Transporte así como distribución de productos de conveniencia en España e Italia continúan registrando un mejor comportamiento mientras que  transacciones electrónicas y otros negocios en Francia tuvieron un comportamiento más débil.

La actividad recurrente de distribución de tabaco registró un comportamiento positivo a pesar del descenso del 1,2% en los volúmenes distribuidos durante el ejercicio respecto a 2017 mientras que la variación interanual fue del 5,7%. SE registraron reducciones de volúmenes distribuidos en España y Francia mientras que en Italia se mantuvieron estables.

Los ingresos del grupo se mantuvieron estables – con un crecimiento del 0,2% - mientras que las ventas económicas subieron un 5% gracias a la mejora de en todas las líneas de actividad de Iberia e Italia que permitió compensar la reducción de las actividades en Francia.

En cuanto a los costes operativos crecieron un 3,1%. Si se elimina la comparación interanual el gasto no recurrente por importe de 6,8 millones en el segmento Iberia, los costes operativos aumentan un 6,5%.

El margen de beneficio de explotación ajustado sobre ventas económicas se situó en el 21,6%, un 1,4% más respecto al registrado en el primer trimestre de 2017 con un beneficio de explotación ajustado que alcanzó los 59,3 millones de euros  lo que, unido a unos menores costes de reestructuración, contribuyeron a que el beneficio de explotación se incremente un 25,3% respecto al mismo período del año anterior.

Los resultados financieros ascendieron a 2,8 millones de euros, muy por debajo de los 21 millones de euros registrados en el período previo. Una comparativa que sale negativa debido a la plusvalía por la venta de una participada en el segmento Italia durante el período anterior.  Como consecuencia de todo ello, el beneficio neto se redujo un 20,3%, hasta los 36,8 millones.

La estacionalidad del negocio provoca que el primer y segundo trimestre del año el grupo tenga una generación de caja negativa, para recuperarse en el segundo semestre, que es normalmente cuando alcanza su pico.   La generación de caja negativa a cierre del primer trimestre fue significativamente superior a la del cierre del primer trimestre de 2017, a pesar del mejor resultado del gurpo debido a la reducción del capital circulante negativo derivada de menores volúmenes de  tabaco distribuidos, mayores pagos por impuestos de sociedades y aumento de las inversiones.

Durante el período no hubo pagos de dividendos pero la compañía tiene la intención de proponer a la junta de accionistas un dividendo complementario del ejercicio 2017 por 99,3 millones de euros  (0,75 euros por acción) que se pagará a finales del segundo trimestre de 2018.  Este pago, junto con los 0,30 euros que pagó en agosto (algo más de 39,7 millones), suman un dividendo total en 2017 de 1,05 euros por acción, en torno a 139 millones, que es un 16,7% superior al dividendo distribuido un año antes.