Lloyds Banking Group anunció el martes que ha vuelto a beneficios brutos en el primer trimestre gracias al continuo descenso de los cargos por depreciación, lo que sitúa al banco en el buen camino para registrar un beneficio a nivel anual. El beneficio del primer trimestre del banco, propiedad al 41% del Gobierno, sorprendió a los analistas, que no esperaban ver un beneficio hasta el segundo trimestre.