La bolsa española ha cerrado la sesión en negativo tras las noticias que llegan desde Libia y el impacto que esto está teniendo en el precio del crudo. Con esto el selectivo español se ha quedado de nuevo entre niveles de referencia al ceder hasta los 10.810 puntos, tras un recorte del 2,33%. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se ha situado en el entorno de los 103 dólares mientras que el euro cotiza sobre los 1,3676.
La situación geopolítica sigue poniendo en jaque los mercados. A Egipto, Túnez o Libia hay que añadir ahora Libia, otro de los países productores de petróleo: todo esto está llevando al crudo a niveles de hasta de 104 euros, lo que genera algunas dudas sobre la continuidad de la reactivación económica mundial y lo que podría implicar en la cadena de precios.
Todo ello en un clima en el que los problemas de inflación siguen pesando en el plano macro y hacen pensar que el BCE podría decidir mover ficha antes de tiempo.
Así las cosas el selectivo español comienza la semana cerrando con todos sus valores en negativo. Los grandes bancos se han dejado hasta un 3,29% en el caso del Banco Santander mientras que el BBVA ha recortado a su cotización un 2,99%.
Mala jornada también para los demás grandes ponderados del selectivo, en el que destacan las pérdidas de Repsol que se ha dejado un 2,5%; mientras que Telefónica e Iberdrola se han dejado un 1,14% y un 1,87%.
Sacyr Vallehermoso ha llegado a moverse en plano positivo, tras ciertos rumores sobre una nueva política de dividendos. A pesar de ello al cierre los títulos del valor se han dejado un 1,69%.
Los “mejores” de la jornada, o lo que es más propio los menos malos han sido Endesa y Gamesa que se han dejado porcentajes por debajo del punto.
En el mercado continuo las alzas más importantes han sido para Viscofan, Natra y Fergo Aisa, mientras que los más perjudicados han sido Grupo Catalana Occidente, FAES y NH Hoteles.