Las ventas de los minoristas han aumentado más que lo esperado en septiembre, con un incremento del 0,6% empujado por los negocios de gasolina, vehículos automotores y alimentos. Si se excluyen los vehículos automotores las ventas han subido un 0,4%, tal como lo esperaban los analistas. Y si se excluyen tanto vehículos como gasolinas, las ventas han crecido un 0,2%. En un año el valor de las ventas de los minoristas ha subido un 5%, comparado con un aumento del 3,7% en los 12 meses hasta agosto.