El número de estadounidenses que solicitó subsidio por desempleo subió la semana pasada, mientras que las llamadas solicitudes continuas marcaron un nuevo récord, en otra evidencia del deterioro del mercado laboral golpeado por la recesión, dijo el jueves el Gobierno. La cantidad de personas que pidió por primera vez el beneficio aumentó a 654.000 en la semana terminada el 7 de marzo desde una cifra revisada a 645.000 la semana anterior, según datos del Departamento de Trabajo. Wall Street esperaba unas 645.000 nuevas solicitudes desde las 639.000 reportadas originalmente la semana previa.