Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos registraron la semana pasada un inesperado incremento, lo que constituye otra señal de que el mercado laboral aún tiene que recuperarse pese a la expansión de la economía. Las solicitudes de beneficios por más de una semana también ascendieron. Las solicitudes iniciales aumentaron en 8.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 480.000 en la semana que finalizó el 30 de enero, frente a las 472.000 de la semana anterior, informó el jueves el Departamento de Trabajo. La cifra de la semana al 23 de enero se había estimado inicialmente en 470.000.