Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos registraron la semana pasada un descenso mayor al esperado por los economistas. Sin embargo, el número total de personas que recibieron este tipo de beneficios ascendió a un nuevo máximo histórico.
Durante la semana que finalizó el 23 de mayo, las solicitudes iniciales disminuyeron en 13.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 623.000, informó el jueves el Departamento de Trabajo. Los economistas de Wall Street esperaban un descenso semanal de 6.000, según una encuesta de Dow Jones Newswires.

La cifra de la semana previa fue revisada al alza, en 5.000 a 636.000. El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, descendió en 3.000 a 626.750. 

El número de trabajadores que recibieron beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana ascendió en la semana al 16 de mayo, el último período para el que la cifra está disponible. La cifra, conocida como las solicitudes continuas, creció en 110.000 a un nuevo récord de 6.788.000. Esa fue la décimo séptima semana consecutiva que las solicitudes continuas registran un récord.

La tasa de desocupación para los trabajadores con seguro de desempleo aumentó 0,1 de punto porcentual al 5,1%, su nivel más alto desde diciembre de 1982.