Las empresas no financieras aumentaron su beneficio neto un 67,3% en el primer semestre del año, frente al crecimiento del 3% registrado en el mismo período de 2007, gracias al fuerte incremento de los ingresos extraordinarios, procedentes fundamentalmente de la venta de acciones y otros activos, según datos del último Boletín Económico del Banco de España. "Los ingresos extraordinarios han alcanzado importes extraordinariamente elevados principalmente debido a las plusvalías obtenidas por la materialización de las ventas pactadas en el proceso de adquisición por un operador exterior de la participación mayoritaria en una gran empresa del sector eléctrico español", apunta el Banco de España, en alusión a la venta de activos de Endesa a E.ON por parte de Enel y Acciona por 11.800 millones de euros. Si se descuenta esta operación, que ha generado un crecimiento "excepcional" del resultado neto, el incremento del beneficio se limita al 12%. De hecho, el resultado ordinario neto registró en el primer semestre un aumento del 4,2%, inferior en dos décimas al contabilizado en el mismo período del ejercicio precedente.