Aunque históricamente ha existido una correlación inversa entre índices y petróleo, en la actualidad nos encontramos ante un escenario de mercado en el que el crecimiento económico arrastra a las acciones, los índices y el petróleo.


Se han realizado multitud de estudios acerca de la correlación entre los índices y el precio del crudo , sin llegar a una conclusión clara.

Analicemos la correlación entre el precio del crudo (futuro de marzo 2011) y una serie de índices (recordemos que o=Sin Correlación y 1=Correlación Perfecta), con los resultados:

Dow Jones: 0,63
S&P 0,652
FTSE 0,621
Dax 0,588
Ibex 0,478
Eurostoxx 0,507

Por tanto, el índice más correlacionado actualmente con el petróleo es el S&P500.

Cabe destacar que si el precio del petróleo sube es por la mayor demanda derivada de un aumento de la producción industrial, lo que significa que la economía se encuentra sana. Aunque bien es cierto que esta subida puede afectar negativamente a países con alta dependencia al crudo, como los emergentes (si la cotización del petróleo aumenta, es muy probable que afecte negativamente a países como Brasil , traduciéndose en caídas en su índice de referencia (correlación inversa).

En definitiva, si se decide actualmente invertir en índices, no es significativo fijarse en el precio del crudo como referencia directa, ya que no se puede demostrar que exista una correlación entre ambas variables.