Las tarifas de las principales compañías aéreas norteamericanas vuelven a subir.

Estos incrementos en las tarifas se deben a que las compañías aéreas pretenden cubrirse ante posibles nuevas subidas en los precios del crudo, y parece que la estrategia está funcionando. US Airways (LCC) comunicó en el día de ayer que si mantiene la actual tendencia alcista de sus ingresos, podrá hacer frente a la más que probable apreciación del barril de crudo.

Los precios del combustible de las aeronaves se sitúan por encima de los 3 dólares el galón (1 galón = 4.25 litros), la cifra más alta de los últimos cuatro años. Lejos de aquel 2008, cuando las fuertes subidas del crudo provocaron miles de millones de pérdidas a las aerolíneas norteamericanas.

Delta Air Lines (DAL) ha subido recientemente en $20 el precio de los billetes de ida y vuelta dentro del territorio nacional para aquellos pasajeros que los adquirieron a última hora. Por su parte American Airlines, optó por un incremento más moderado de $10 por billete (también de ida y vuelta).

Cotización West Texas durante el último año: