Las principales bolsas europeas abren la sesión con mayoría de descensos, solo el Dax se libra de las pérdidas, con la atención dividida en varios frentes: la publicación de resultados empresariales, datos macroeconómicos y precios del petróleo, mientras que de fondo continúan las tensiones comerciales entre EEUU y sus socios comerciales, así como las posibles declaraciones que pueda hacer el presidente estadounidense, Donald Trump.

Solo el DAX se libra de las pérdidas en la apertura de las bolsas europeas

Apertura con descensos de las principales plazas bursátiles del Viejo Continente, siguiendo la tendencia de leves caídas registradas en la sesión de ayer, después de que Wall Street también cerrase el lunes con signo mixto. Las bolsas asiáticas también se dividen entre pérdidas y ganancias, con claras caídas en China y subidas en Japón, que ha reabierto sus puertas tras el festivo de ayer.

En la sesión de ayer, la atención se situó en los comentarios hostiles del presidente de EEUU, Donald Trump, tras el final de la cumbre europea y su reunión con el presidente de Rusia Vladimir Putin, que fue calificada como “un buen comienzo para todos” por parte del mandatario.

Desde China, su premier dijo que bajarán aranceles, abrirán mercados y lucharán por no violar leyes de propiedad intelectual. Y es que China aún no ha anunciado nuevos aranceles tras el movimiento de la semana pasada de EEUU de gravar con un arancel del 10% importaciones chinas por valor de 200.000 millones de euros.

Por su parte, la UE y China han acordado en su cumbre bilateral lanzar un grupo de trabajo común para discutir una reforma de la OMC. Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, pidió a Donald Trump y Vladimir Putin que se sumen a esta iniciativa para lanzar un proceso conjunto. China prometió que continuará el proceso de apertura de su economía a inversiones y exportaciones europeas.

Mientras tanto, EEUU ha denunciado a la OMC a la Unión Europea, China, México, Canadá y Turquía por la aplicación de aranceles a sus exportaciones en respuesta a los gravámenes impuestos por Washington a las importaciones de aluminio y el acero.

Por otro lado, ayer el FMI publicó sus nuevas estimaciones de crecimiento, en las que alertó del impacto que podría terminar teniendo en el crecimiento mundial una guerra comercial, aunque, sin embargo, mantuvo sin cambios sus expectativas para 2018 y 2019 en el 3,9%.  Únicamente la eurozona salió mal parada, al revisar la institución ligeramente a la baja sus expectativas de crecimiento para esta región. Por su parte, el FMI reiteró la fortaleza de la economía estadounidense que, según dijeron sus analistas, sigue creciendo por encima de su potencial.

Así, las cosas, Fráncfort sube un 0,05%, mientras que París cede un 0,16%; Londres,  un 0,08% y Milán, un 0,18%:

El Euro Stoxx 50 retrocede un 0,28%, hasta los 3.442,55 puntos. Dentro del índice europeo, las mayores ubidas son las de Deutsche Bank (1,20%) Ahold (0,24%) BMW (0,24%); mientras que los mayores descensos son los de Adidas (1,40%) Orange (1,05) Sanofi (0,99%).

En la apertura de la sesión, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,173 billetes verdes.

Las bolsas, pendientes del precio del petróleo

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa baja un 0,43%, hasta los 71,53 dólares por barril, después de que en la sesión de ayer experimentase una caída superior al 4%, como consecuencia de varios factores, como  la posibilidad de que tanto Arabia Saudita como Rusia aumenten sus producciones para evitar la falta de producto en el mercado.