La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, o SEC, y la Oficina de la Fiscalía Federal en Brooklyn están investigando las denuncias de negociaciones con uso de información privilegiada por parte de dos fondos de cobertura de Bear Stearns que se desplomaron este verano, según la revista BusinessWeek. Los reguladores bursátiles y los fiscales federales están investigando si algunos empleados de Bear Stearns -que contaban con información confidencial asociados a los fondos de cobertura con inversiones en valores de alto riesgo respaldados por hipotecas- retiraron sus inversiones personales mientras los gerentes de los fondos recomendaban a otros inversionistas que mantuvieran las suyas.