Rovi ha anunciado este lunes su intención de aumentar su capital social para captar fondos por valor de 80 millones de euros con el objetivo de financiar sus ensayos clínicos y “para fines corporativos como posibles adquisiciones”. La compañía que dirige Juan López-Belmonte apunta, además, que está dispuesta a suspender su política de dividendos.

Las acciones de Laboratorios Rovi han reaccionado a esta noticia difundida antes de la apertura de la bolsa española con correcciones superiores al 3%, que dejan el precio de sus títulos en los 15,5 euros por acción. En lo que va de año, las acciones de Rovi suben un 0,14%, mientras que en mes de septiembre acumula una caída del 5,5%.

El hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) apunta que la ampliación de capital se llevará a cabo con cargo a aportaciones dinerarias mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias con un valor nominal de 0,06 euros por acción y, en caso de salir adelante, se espera que se complete a lo largo del cuarto trimestre del año y excluya los derechos de suscripción preferente de los accionistas existentes de Rovi, según recoge la Agencia EFE.

 

Laboratorios Rovi cae este lunes en el mercado continuo.

 

Se prevé que la decisión final sobre si llevar o no a cabo la ejecución de la ampliación de capital será aprobada por el consejo de administración de Rovi en el cuarto trimestre del año, según las condiciones del mercado. El proceso de prospección de la demanda podrá comenzar en cualquier momento tras el anuncio.

“El consejo de administración de Rovi ha acordado plantearse ajustar o incluso suspender la política actual de reparto de dividendos, sujeta a la aprobación de los accionistas, si fuese necesario para mantener la estrategia de crecimiento de la sociedad”, explica el comunicado.

Rovi ha explicado que los fondos serán utilizados para financiar parcialmente la fase III de los ensayos clínicos de su medicamento para la esquizofrenia Doria y otros gastos relacionados con este medicamento hasta su comercialización, en el caso de que se aprobada.

Además, se utilizarán para financiar, en su totalidad o en parte, los ensayos clínicos de la fase I de Letrozol ISM, para apoyar la comercialización en curso de su biosimilar de enoxaparina Becat. Según la compañía, se espera que las necesidades totales de financiación para la plataforma ISM sean de aproximadamente 150 millones de euros hasta 2021.

Rovi espera financiar esta investigación y desarrollo y las necesidades adicionales de capital circulante a través de la generación internas de flujos de caja y la capacidad de endeudamiento existente, además de mencionada ampliación de capital.