El precio de la vivienda en el Reino Unido subió en junio el 0,9%, lo que supone el tercer aumento registrado en los últimos cuatro meses, según Nationwide, la mayor entidad británica de crédito hipotecario. Con ese incremento, el precio medio de una casa se situó en 156.442 libras (algo más de 184.600 euros), 15.973 libras (casi 18.850 euros) menos que hace un año. En términos interanuales, el precio de la vivienda descendió un 9,3% en junio, en comparación con el 11,3% contabilizado en mayo.