La rentabilidad de la deuda griega a diez años subió hoy a un nuevo récord de 12,272%, con un diferencial frente a la del bono alemán de 953 puntos básicos, un día después de que el Gobierno heleno aprobara un duro plan de ahorro. La deuda griega, que se calcula en 273.000 millones de euros, lo que equivale al 115% de su PIB, ha desatado serios temores sobre una bancarrota del país mediterráneo, que sin embargo hoy pueden ser despejados en la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y Gobierno de la zona euro.