Estados Unidos es crucial para Grifols, más de un 65% de las ventas del grupo proceden de este país. Por eso la reforma fiscal que presentó Donald Trump hace apenas un mes va a impactar positivamente sobre el valor. La compañía ya ha calculado cuánto mejorará su beneficio por esta partida en la última parte del año.

El fabricante de derivados del plasma sanguíneo  ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la reforma fiscal va a generar “unos ingresos no recurrentes por un importe aproximado de 200 millones de dólares (170 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2017.

Esa cantidad, afirma Grifols en el comunicado “será parcialmente compensaa en los resultados del cuarto trimestre  de 2017 por un importe aproximado de 80 millones de euros derivado de reevaluación de los activos relacionados con la participación en la compañía estadounidense Aradigm”. Una actualización de valoración que se produce después de que esta compañía no haya obtenido la aprobación de uno de sus productos por parte de la FDA (Food and Drug Administration).

Grifols ha calculado que teniendo en cuenta ambos impactos, la compañía va a tener un impacto positivo y no recurrente, es decir, unos extraordinadors de 90 millones de euros en los resultados del último trimestre del año.

Estados Unidos generaba en el último año por el que presentó resultados, 2016, un 66% de los ingresos del grupo.

Grifols

Fuente: Reuters

En lo que va de año, las acciones de la empresa  sube alrededor de un 7% en bolsa. La mayor parte de los analistas que siguen la empresa en bolsa aconsejan comprar o mantener el valor al que le dan un precio objetivo medio de 25,41 euros por acción. Esta valoración está por debajo de la cotización actual de la empresa.

Recos Grifols