El Producto Interior Bruto de Alemania se mantuvo plano en el último trimestre de 2009 tras un alza del 0,7 por ciento en los tres meses precedentes, dijo la Oficina Federal de Estadísticas, dejando a la mayor economía europea con una base débil para comenzar 2010.