La producción manufacturera británica creció más que lo esperado en septiembre y a su mayor ritmo desde julio del 2002, en un repunte desde su fuerte caída de agosto, según datos oficiales difundidos el jueves. La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que la producción industrial subió un 1,7 por ciento intermensual en septiembre, casi revirtiendo la baja del 2,0 por ciento de agosto. El resultado de septiembre fue mucho mejor a lo estimado por los economistas, que apuntaban en promedio a un alza del 1,0 por ciento.