El Indice General de Producción Industrial (IPI) descendió un 22,3% en mayo respecto al mismo mes del año anterior y un 20,5% al descontar los efectos de calendario, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).
De esta forma, la producción industrial empeoró ligeramente en el quinto mes del año, al registrar una caída interanual superior en más de punto a la de abril, que fue del -19,4%.
Con el descenso de mayo, la producción industrial acumula ya trece meses de caídas interanuales consecutivas, presentando retrocesos de dos dígitos desde octubre de 2008.

En los primeros cinco meses del año, la produccón industrial retrocedió un 22,8% en comparación con el mismo periodo de 2008, descenso que baja hasta el 21,6% eliminado el efecto calendario.

Todas las actividades experimentaron en mayo descensos interanuales en su producción, destacando la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, que registró una caída del 41,8%, en línea con la difícil situación que vive el sector del automóvil y la desaceleración del consumo.

También se registraron descensos cercanos al 40% en la fabricación de muebles (-39,1%), y en la fabricación de material y equipo eléctrico (-37,1%).

Por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mismo mes del año anterior fueron del -13,1% para los bienes de consumo (-36,2% para los bienes de consumo duradero y -8,8% para los bienes de consumo no duraderos), del -28,4% para los bienes de equipo, del -28,9% para los bienes intermedios y del -11% para la energía.

Descontando los efectos de calendario, las tasas interanuales fueron del -10,9% para los bienes de consumo (-33,1% para los bienes de consumo duradero y -6,7% para los bienes de consumo no duradero), un -26,7% para los bienes de equipo, un -27,1% para los bienes intermedios y un -10,5% para la energía.

DESCENSO GENERALIZADO EN LAS CC.AA.

Teniendo en cuenta la evolución de los cinco primeros meses del ejercicio, las tasas de variación respecto a igual periodo de 2008 fueron del -13,7% para los bienes de consumo (-33,4% para los bienes de consumo duradero y -10,1% para los bienes de consumo no duraderos), del -29,4% para los bienes de equipo, del -30,5% para los bienes intermedios y del -9,4% para la energía.

Descontando los efectos de calendario, las tasas medias de los cinco primeros meses fueron del -12% para los bienes de consumo (-31,2% para los bienes de consumo duradero y -8,5% para los bienes de consumo no duradero), un -28,1% para los bienes de equipo, un -29,2% para los bienes intermedios y un -9,3% para la energía.

En los cinco primeros meses del año, bajó la producción de todas las actividades, siendo el mayor descenso el de vehículos a motor (-46,2%) y el menor, el de la industria de la alimentación (-2,7%).

Todas las comunidades experimentaron en mayo caídas en su producción industrial, registrándose los mayores descensos en Navarra (-32,1%) y País Vasco (-27,7%). Las menores caídas correspondieron a Castilla-La Mancha (-10,8%) y Canarias (-11,2%).

En el acumulado del año, las mayores caídas del IPI se dan en las comunidades forales, con descensos del 29,9% en el caso de Navarra, y del 27,4% en el País Vasco. Extremadura, por su parte, es la comunidad donde menos retrocedió la producción industrial hasta mayo, con una tasa negativa del -12,5%.