Una sola madrugada está dando más alegrías al mercado español que toda una tanda de 'aceptables' resultados empresariales. La prima de riesgo ha decidido contener su escalada hacia máximos históricos y vuelve al entorno de los 340 puntos básicos después del acuerdo alcanzado entre demócratas y republicanos para ampliar el techo de la deuda estadounidense.


El diferencial de los bonos españoles a diez años con respecto a sus homólogos germanos se relaja ligeramente con respecto a la pasada semana, ahora que el acuerdo sobre el techo de deuda en EEUU trae algo de calma a los mercados. Así, baja a 340 puntos básicos, desde los 254,2 puntos que registró el pasado viernes al cierre.

La rentabilidad de los títulos españoles retrocede el 9% y se queda por debajo del nivel del 6%, mientras que el rendimiento de sus homólogos alemanes, el bono germano a diez años o bund, sube ligeramente hasta el 2,57%.