El centro de estudios de la patronal italiana Confindustria prevé, en un estudio difundido hoy, que el Producto Interior Bruto (PIB) del país registrará a finales de 2008 una caída del 0,1%. Este dato modifica a la baja las previsiones anunciadas en junio por Confindustria (+0,1% a finales del año) y, de confirmarse, supondría el tercer año de recesión en Italia desde el final de la Segunda Guerra Mundial, después de 1975, por la crisis del petróleo, y 1993, por los problemas de las finanzas públicas. La patronal vaticina el inicio de la "recuperación" de la economía mundial para 2009, a la que "Italia tiene posibilidades de engancharse", lo que le permitiría crecer el 0,4% al final de ese año. En cuanto a la inflación, el estudio estima que se situará en el 3,6% en 2008, lo que, junto a otros factores, provocará un descenso del consumo privado del 0,1%, una caída que sólo se había producido una vez (1993) en más de sesenta años.