La Organización Países Exportadores de Petróleo no ve necesidad de realizar ninguna reunión extraordinaria ante la situación que se está produciendo en Libia y algunos otros países árabes.

Según uno de sus delegados, sólo se reunirá cuando considere que existen problemas de suministro, aunque, de momento, la OPEP no ve ninguna escasez de petróleo en el mercado.