El secretario general de la OPEP, Abdulá el Badri, ha confirmado en Viena - donde este martes se reúnen los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo- que el organismo está preocupado por las tensiones en los mercados financieros mundiales. Arabia Saudí presiona para aumentar en 500.000 barriles diarios la cuota de producción, pero la mayoría de miembros aboga por aplazar para más adelante un posible aumento de sus suministros.