El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, defendió hoy la necesidad de reformar el mercado laboral hacia una mayor "flexibilidad" en el despido, porque así se garantizará una mayor facilidad en la contratación, mientras que la "protección excesiva" resulta contraproducente, sobre todo en mercados que han registrado una velocidad de destrucción de empleo "nunca vista", como el español. Durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Gurría aseguró que "nadie como la OCDE conoce los intereses de los trabajadores" y los problemas de acceso al mercado laboral que sufren colectivos como jóvenes y mujeres, frente a la "protección del cerco" de los trabajadores ya contratados.