La dilación de los períodos de pago por parte de la Administración pública ha sido la responsable de la desaparición de la mitad de las empresas que han echado el cierre en el último trienio.

Es la denuncia que ha hecho pública el presidente de la Confederación Española de PYMES, Jesús Terciado, que se ha mostrado indignado ante un retraso en el pago de las facturas por parte de las administraciones locales y autonómicas que supera los 500 días.

Esta situación ha motivado el cierre de la mitad de las empresas desaparecidas en los últimos tres años, 450.000 en total, que representan el 135 del tejido empresarial español. Desde 2008, la mora por parte de las distintas instituciones ha hecho que 225.000 desaparezcan, con especial incidencia sobre los proveedores del sector sanitario están en serias dificultades como consecuencia de esta morosidad.