La inflación de la zona euro experimentó en abril una subida anualizada del 2,6%, frente al incremento del 2,7% registrado el mes anterior, según los datos del indicador adelantado de la agencia europea de estadística, Eurostat.
 
Por contra, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA)en España alcanzó el pasado mes de abril el 2%, dos décimas por encima de la tasa de marzo, lo que reduciría el diferencial de precios respecto a la eurozona a seis décimas.

El indicador adelantado de inflación elaborado por Eurostat combina información histórica con los datos más recientes de la evolución de los precios. En los últimos dos años, el dato adelantado coincidió con el definitivo en 19 ocasiones, mientras que en los cinco meses restantes la desviación fue de una décima.

Antonio Cortina, Director Adjunto del Servicio de Estudios de Banco Santander, comenta que “en la reunión del BCE que tendrá lugar esta semana es improbable que veamos algún cambio en términos de liquidez pues, la inflación europea se sitúa en el 2,6%, por encima de los objetivos del BCE, lo que dificulta más políticas expansivas por parte del organismo europeo”.