El Índice de Precios de Consumo (IPC) situó en mayo su tasa anual en el 3,5%, tres décimas menos que en el mes anterior

Este descenso fue debido, principalmente, a la bajada de los carburantes y lubricantes y del viaje organizado, según el indicador adelantado sobre la evolución de precios en España publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa anual del IPC retrocede en el quinto mes del año tras alcanzar en abril un 3,8%, su valor más elevado desde septiembre de 2008, mes en el que se situó en el 4,5%.

El incremento del crudo elevó los precios desde principios de año, con una subida del 3,3% en enero y del 3,6% en febrero y marzo.

Mientras, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el pasado mes de mayo el 3,4%, una décima menos que en abril.