Los precios de consumo en la Zona Euro registraron una lectura del -0,5% mensual y del 2,4% interanual durante el pasado mes de julio, según los datos finales publicados hoy por Eurostat, la oficina de estadística de la Unión Europea.
 El dato ha salido perfectamente en línea de lo esperado por el consenso de mercado. En el mes anterior la lectura fue también de un -0,1% y 2,4% respectivamente. El IPC anual se mantiene en mínimos de 17 meses.

Por su parte, el dato del IPC subyacente, aquel que excluye las partidas más volátiles de los alimentos no elaborados y los productos energéticos, repunta una décima hasta el 1,7% interanual tras permanecer tres meses consecutivos en el 1,6%. La previsión apuntaba a esa misma lectura.

Al analizar los principales componentes vemos que las tasas anuales más altas se dieron en: alcohol y tabaco (4,7%), vivienda (3,8%) y transporte (3,2%), mientras que se observaron las tasas anuales más bajas en: comunicaciones (-3,1%), ocio y cultura (1,0%) y educación (0,7%).

Entre los Estados miembros de la Zona Euro para los que hay datos disponibles, las tasas anuales más bajas se observaron en: Grecia (0,9%), Bélgica e Irlanda (2,0%) y Austria (2,1%) y la más altas se dieron en: Malta (4,2%), Estonia (4,1%) junto a Eslovaquia y Chipre (3,8%). Las cuatro grandes economías quedaron en: Alemania (1,9%), Francia (2,2%), Italia (3,6%) y España (2,2%). También en tasa anual.