Grifols ha ejecutado su fusión con Talecris por 2.800 millones de euros, convirtiéndose en el accionista único titular del 100% del capital social de la compañía estadounidense.

El proceso de adquisición concluye después de que Grifols recibiera la aprobación de la Federal Trade Comission (FTC) de Estados Unidos, que instó a la compañía a realizar desinversiones de activos a favor de la italiana Kedrion.

La empresa farmacéutica-hospitalaria inicia ahora el proceso de integración tras haber anunciado este miércoles una reestructuración del comité de auditoría y de las comisión de nombramientos y retribuciones de la compañía.

Además, Grifols empezará mañana a cotizar en el Nasdaq a través de sus acciones de clase B, que no incluyen derecho a voto. Las acciones sin voto de Grifols también entrarán en las Bolsas españolas, según apunta la compañía en su nota a la CNMV.