Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo el jueves que el banco central está dispuesto a endurecer la política monetaria y reducir su balance en cuanto la economía se recupere. Bernanke reiteró que él y sus colegas de la Fed creen que las políticas acomodaticias seguirán en vigor un tiempo prolongado para garantizar que se supera la crisis económica. Pero agregó que "sin embargo, en algún momento, a medida que la recuperación económica se vaya asentando, tendremos que endurecer la política monetaria para evitar que surja un problema de inflación". A la hora de tomar sus decisiones, Bernanke dijo que la Fed también tendría en cuenta el impacto de las exenciones fiscales y las medidas de mayor gasto tomadas por el Gobierno estadounidense para apuntalar la economía.