El Banco de Japón (BOJ) ha rebajado hoy su previsión de crecimiento de la economía nipona al 1,5% para el año fiscal 2008 frente al 2,1% calculado en octubre pasado. Para el año fiscal 2009, que concluye en marzo de 2010, el BOJ ha pronosticado que el Producto Interior Bruto (PIB) de Japón aumentará entre un 1,5 y un 2% en términos reales. En cuanto a la inflación, la entidad emisora nipona prevé que crezca un 1,1% en el actual año fiscal, que acaba en marzo de 2009, y que en el ejercicio fiscal próximo aumente un 1%. La máxima entidad monetaria japonesa ha mantenido sin cambios los tipos de interés en Japón en el 0,5%.
En su última previsión, divulgada en octubre pasado, el BOJ había calculado que la inflación iba a incrementarse en un 0,4% durante el actual ejercicio fiscal. En marzo el Indice de Precios al Consumo (IPC) de Japón subió un 1,2% en términos interanuales, su nivel más alto en catorce años, según informó la semana pasada el Gobierno japonés. El BOJ mantuvo hoy una reunión en la que decidió mantener los tipos de interés en el 0,5%, nivel en el que permanecen desde febrero de 2007.