La economía italiana ha crecido en el segundo trimestre del año un 0.1% respecto a los tres meses anteriores, y un 1.8% en términos interanuales. Esta cifra se coloca en línea con las previsiones de los expertos, que manejaban un 0.1% de crecimiento trimestral frente al 1.8% interanual.