La economía Grecia se contrajo un 7% interanual en el cuarto trimestre, en datos no ajustados estacionalmente, según ha publicado la agencia oficial de estadística griega. Una cifra superior a la del trimestre precedente pero ligeramente por debajo del 7.3% alcanzado en el segundo trimestre del año.
Angela Merkel señaló ayer que se estudiarán medidas de estímulo para la economía helena. Esta contracción supone una aceleración de la caída del PIB griego, que en el tercer trimestre fue del 5%, aunque es menor que en el segundo trimestre, cuando fue del 7,3% y que en el primer trimestre, cuando la contracción fue del 8%. El cuarto trimestre de 2010 fue el peor de la crisis para Grecia, que vio contraerse su economía un 8,6%.

El diario económico alemán Handelsblatt asegura que Grecia no podrá conseguir llegar a un acuerdo con sus acreedores para lograr una reestructuración voluntaria de su deuda, por lo que entraría técnicamente en default, ya que el gobierno no tendría más remedio que forzar un impago obligatorio para conseguir reducir su deuda.  De realizar esto, las agencias de rating declararían inmediatamente el impago de Grecia, dejando en nada los esfuerzos de los últimos años y se abriría un panorama desconocido e incierto en el euro y en los mercados financieros. El diario alemán cita a banqueros centrales, sin especificar si se trata del Bundesbank, el BCE u otros.

Grecia podría presentar su oferta a los acreedores después del Eurogrupo de mañana, en el que se decibirá sobre el siguiente tramo de ayuda al país.